Por qué elegir una instalación de placas fotovoltaicas y otras energías renovables  

Si todavía no sabes por qué elegir una instalación de placas fotovoltaicas y otras energías renovables, no te pierdas este artículo. Te damos todas las claves y respuestas ante el cambio hacia la energía limpia.

Instalación fotovoltaica

Si caminas con atención por tu ciudad te darás cuenta de que poco a poco se van viendo mayor cantidad de instalaciones fotovoltaicas. Esto se debe a que los costes se han abaratado. Ya sea en casas unifamiliares de barrios residenciales o en edificios comunitarios del centro de la ciudad, estas instalaciones están a la orden del día.

Además, hace algunos años era una energía de la que apenas se tenía información y sus elevados costes la volvían inaccesible, pero con la alta demanda se han reducido los precios. También hay subvenciones, subsidios y ayudas que están haciendo que muchos opten por la energía solar renovable.

Este tipo de energía se vuelve gratuita una vez amortizada la inversión inicial, que gracias a las ayudas mencionadas puede ser rápida.

Si también eres una persona concienciada con la protección del medio, seguro que sabes por qué elegir una instalación de placas fotovoltaicas y otras energías renovables, ya que sus emisiones son inexistentes. Y eso que en nuestro país ascienden a 36 millones, subiendo cada año.

¿Quieres poner tu granito de arena? No te lo pienses y pásate a la energía solar. Son muchas las ventajas, como su larga duración, el bajo coste del mantenimiento de las células solares y la reducción de la contaminación acústica, otras de las lacras de las grandes ciudades.

Contacta con nosotros

El futuro de las renovables  

El futuro del planeta será renovable o no será. Se ha demostrado que las energías limpias son efectivas y respetuosas con el medioambiente. Por eso, es mucho más fácil acceder a ellas que años atrás.

Aparte de la energía producida con placas solares, existen otras alternativas:

  • Energía eólica: no nos referimos a los grandes molinos que vemos en los viajes por carretera, sino una instalación eólica en tu hogar. Este tipo de dispositivos convierte la energía cinética en mecánica, que acaba convirtiéndose en energía eléctrica.
  • Energía hidráulica: aquí tampoco estamos refiriéndonos a los grandes embalses, sino a pequeñas instalaciones en tu hogar. Aunque cabe destacar que este tipo de energía solamente es viable en hogares que tengan muy próximo el cauce de un río. El agua pasa por un circuito convirtiendo la energía cinética en mecánica. Por último, los generadores son los encargados de transformar la energía en eléctrica.
  • Energía geotérmica: este tipo de energía se produce gracias al calor del subsuelo. Con esta temperatura se puede conseguir agua caliente, calefacción y climatización. No es tan viable como otro tipo de energía, pero es una solución renovable que se está implementando en algunos lugares del globo, a través de una serie de tubos sumergidos a gran profundidad, que son capaces de transportar el calor del subsuelo terrestre.

Es importante que todos nos concienciemos del cambio energético para llegar a un futuro sostenible. Por eso, ante la pregunta: ¿por qué elegir una instalación de placas fotovoltaicas y otras energías renovables? La respuesta es porque necesitamos un planeta más limpio y verde.