ELON ENERGÍAS RENOVABLES y ONDA VASCA. Un espacio dedicado al autoconsumo solar


15 minutos a la semana los viernes a las 11:30 en Onda Vasca, para hablar de Autoconsumo Solar Fotovoltaico.

Inauguramos hoy jueves día 7 de Octubre de 2021 la colaboración entre Onda Vasca y ELON ENERGÍAS RENOVABLES, para dar vida a un espacio semanal de 15 minutos, que estará íntegramente dedicado al uso de la energía fotovoltaica y baterías en entornos privados, ya sean estos residencias, comunidades de propietarios o industrias. 

Un espacio que pretende acercar a los oyentes, al mundo del autoconsumo solar fotovoltaico así como, acercarles el futuro que viene. Un futuro en el que la propiedad de los medios de producción de energía, será distribuida. 

Así pues, Onda Vasca y ELON ENERGÍAS RENOVABLES divulgarán de la mano las bondades de esta nueva práctica que es el autoconsumo, práctica que asumirá como propia un elevado porcentaje de la población en los próximos años. 

Semana a semana, iremos profundizando en temáticas que rodean este área como son, la factura de la luz, el coche eléctrico, las subvenciones disponibles, la compensación por vertido a red y un largo etcétera. Y así mismo, iremos contestando a las preguntas que semana a semana vayan lanzando los oyentes, a través del número de Whatsapp habilitado para esto. 

Y ahora… 

Unas pequeñas notas, derivadas de la conversación de hoy entre Kike Alonso (Onda Vasca) y Pablo M. Alonso de Lomas (ELON ENERGÍAS RENOVABLES)

¿Qué es el autoconsumo? 

El autoconsumo es producir energía en nuestras casas (obviamente a partir de tecnologías renovables) Generalmente a través de la solar fotovoltaica, instalado paneles solares en las cubiertas de nuestros tejados o en superficies aledañas, como terrenos etc. 

¿Para qué sirve poner paneles?

Para producir la energía solar y no pagar el coste extra que supone que nos la traigan a casa. Dentro de la factura de la luz, existen bloques principales. 

  • Término de Energía: Es la energía que consumimos realmente. 
  • Potencia contratada: Es aquello que pagamos por tener disponible una cantidad específica de energía. 

Haciendo una analogía con un grifo de agua y un balde. El término de energía corresponde al volumen, a la cantidad total de agua utilizada para llenar el balde (que podría representar nuestra vivienda), y la potencia contratada sería el tamaño del grifo. Un grifo más grande, nos permite llenar el balde más rápido. Hilando con la analogía, un caudal mayor de energía nos permite tener en funcionamiento más electrodomésticos, mas dispositivos al mismo tiempo. 

¿Cómo podemos entender fácilmente el potencial de la energía producida en un tejado?

Para hacernos a la idea del potencial energético del autoconsumo, hay que tener en cuenta la irradiancia, que es la energía que nos llega por m² a la tierra cada segundo,y que equivale a 1.000W por cada m² por segundo. Para entenderlo mejor, la luz que llega del sol en condiciones óptimas, podría cargar entre 10 y 15 teléfonos móviles, por m² a la hora. 

Los paneles solares que se usan habitualmente, tienen un tamaño aproximado de 1,80×1.05 (prácticamente 2m²) y generan en condiciones óptimas de sol y temperatura entre 350 y 400 Watios. 

La necesidad de más o menos paneles solares por vivienda, así como de instalar o no baterías, viene dada por los hábitos de vida y consumo de los residentes del espacio en el que se quiere instaurar la práctica del autoconsumo. Y es necesario para definirlos correctamente una pequeña entrevista con personal técnico capacitado para atender el tema de la manera correcta. 

El motivo principal de esto, es que se trata de un equipamiento que ha de estar en funcionamiento por garantía hasta 25 años, pero que puede estar allí mucho más tiempo. En caso de que el desgaste no sea acusado. Por tanto, es necesario identificar no sólo los hábitos de consumo actuales, sino predecir los futuros.

Mas aún, sabiendo de la llegada en los próximos años del vehículo eléctrico, que pasará a ser el principal “electrodoméstico” de las viviendas. 

Una breve mención en última instancia, al coloquialmente conocido como impuesto al sol. 

El impuesto al sol, fué sobre todo una extraña nebulosa que se propagó por el sector del autoconsumo, y que en su máximo esplendor lo único que provocó fueron muchas dudas, entre lo que se podía o no se podía hacer. Pero en ningún caso, llegó a tener un impacto económico real sobre las personas que durante el periodo de “impuesto al sol instalaron paneles solares” en viviendas. A quienes realmente afectaba era a instalaciones que habitualmente no están enfocadas al sector residencial. 

Este desafortunado momento en el que se estigmatizó la libertad de los ciudadanos para beneficiarse de un recurso ilimitado y disponible como lo es el sol, ya es historia gracias al nuevo Real Decreto de Autoconsumo. https://www.boe.es/boe/dias/2019/04/06/pdfs/BOE-A-2019-5089.pdf

Anterior

Seguridad en torno a las instalaciones de energía solar

Siguiente

ELON ENERGÍAS RENOVABLES en Onda Vasca. ¿Qué tipos de autoconsumo solar hay?