Seguridad en torno a las instalaciones de energía solar


Afortunadamente, somos cada vez más conscientes de la importancia de reducir el consumo de energía y la contaminación. Si a esto le unimos el alto precio que está alcanzando la electricidad en nuestro país, el resultado es que cada vez más gente está dando el paso hacia la instalación de sistemas de energía renovable. Este tipo de instalación, además de reducir la contaminación doméstica, proporciona un ahorro económico, puesto que se reducen (o desaparecen) las facturas de energía. 

A nivel doméstico, lo que más se utiliza son las instalaciones de placas solares. Este tipo de instalaciones no son baratas, pueden ser una gran inversión. Sin embargo, la reducción de facturas que esto implica (incluso pueden permitir el autoconsumo) y la reducción del coste de los diferentes elementos de este tipo de instalaciones (sobre todo de los paneles solares)  la convierte en una excelente inversión. Ahora, como cualquier gran inversión, debe protegerse de la mejor manera posible. 

Si quieres saber cómo proteger de manera correcta tu instalación de autoconsumo, sigue leyendo.


Seguros de hogar e instalaciones de energía solar


Las diferentes empresas instaladoras de placas solares garantizan la instalación y, además, algunas te permiten contratar un seguro privado para la instalación.

En los diferentes seguros de hogar existen diferentes coberturas relacionadas con las instalaciones de energías renovables. El seguro de hogar se diferencia por continente y contenido. Por un lado, el continente es lo que conforma el edificio, las instalaciones fijas como agua o calefacción y las instalaciones privadas auxiliares, como un garaje o una piscina. Por otro lado, el contenido son todos los bienes que se encuentran dentro del bien asegurado.

En este sentido, hay algunas compañías de seguros que ven los paneles solares como un contenido y otras como un continente.

Por ejemplo, para MAPFRE son parte del continente. En sus condiciones se establece que las instalaciones fijas de agua y gas, electricidad o energía solar o similares son parte del continente. En algunas coberturas de estos seguros, afirman que se garantiza el pago de la diferencia entre el rendimiento esperado de la instalación solar asegurada y el rendimiento real que se ha proporcionado.

Línea Directa también los considera como parte del continente, pero como un elemento privado en el que se incluyen las placas, pero también cualquier elemento que forme parte de la instalación.

Por otro lado, empresas como Ocaso o Allianz los ven como parte del contenido.

En cualquier caso, si la instalación de las placas solares se realiza tras contratar el seguro, es obligatorio que notifiques el cambio de condiciones y que te informen si están incluidas en el seguro o no.

Algunas coberturas que se recomiendan para este tipo de instalaciones de energía renovable son las siguientes:

  • Contra daños materiales: esta cobertura cubre los daños que pueda sufrir la instalación. En algunos casos también cubren los desperfectos por un intento de robo.
  • De obra civil
  • De Responsabilidad Civil: esta cobertura es obligatoria si la instalación se va a conectar a la red eléctrica de distribución.


Sistemas de alarma y sistemas antirrobo para instalaciones de energía solar


Como hemos visto, los seguros del hogar y las diferentes coberturas que contratemos nos cubrirán una vez haya ocurrido algún siniestro relacionado con nuestra instalación de energía solar. Sin embargo, existen determinados sistemas que pueden evitar que ocurran gran cantidad de siniestros, como pueden ser los sistemas de alarma y los sistemas antirrobo. 

Si bien muchas viviendas poseen sistemas de alarma domésticos, lo cierto es que los sistemas de energía renovable están fuera de la vivienda, por lo que existen sistemas de alarma especiales para sistemas de energía solar

Dentro de estos sistemas de alarma, existen señales luminosas o sonoras en la propia instalación o que envían una aviso a cualquier sistema con conexión a Internet. También existen sistemas que tienen ambos tipos de avisos.

También existen sistemas de alarma que se integran dentro de la propia instalación. Estos sistemas protegen los paneles formando un bucle cerrado de fibras ópticas de plástico que se entrelazan en los paneles solares. Cuando intentas soltar el panel, se corta el cable de fibra, lo que activará una alarma que nos avisa a través de diferentes medios como sirena, luz o notificación a un smartphone. Esta fibra óptica plástica también se utiliza para proteger el perímetro de la instalación solar.

Por último, se pueden instalar sistemas de videovigilancia para controlar qué ocurre en nuestra instalación en cualquier momento del día y desde cualquier lugar. 

Anterior

INSTALACIÓN SOLAR EN DEPURADORA DE AGUA

Siguiente

ELON ENERGÍAS RENOVABLES y ONDA VASCA. Un espacio dedicado al autoconsumo solar