Energías renovables: ¿qué es una instalación fotovoltaica?

Si has decidido apostar por las energías renovables, una instalación fotovoltaica probablemente será una de tus primeras opciones. No solamente es más respetuosa con el medioambiente, sino que además te supondrá un ahorro importante en la factura de la luz. Aunque al principio la instalación parece cara, verás que el precio rápidamente se amortiza y vivirás con más tranquilidad, puesto que no estarás pendiente de los continuos cambios del precio de la luz. La puedes instalar tanto en tu casa como en una caravana, embarcación, huerto, etc. Veamos, paso a paso, qué debes hacer para tener una instalación fotovoltaica.

Haz los cálculos de tu proyecto

Primero, te toca hacer números:

  1. Calcula los vatios que necesitas al día. Para ello, mira cuantos vatios tienen los electrodomésticos que usas un día cualquiera y multiplica la cifra por el tiempo de uso. Por ejemplo: 300 W x 2 horas al día = 600 W/día.
  2. A partir del resultado anterior, elige las baterías. Verás que su capacidad se mide en Ah (amperios hora), pero puedes averiguar cuántos W (vatios) tienen tan solo multiplicando los Ah por los voltios. Por ejemplo, si la batería es de 12 voltios y 240 Ah, multiplica 12 V x 240 Ah = 2880 W. Esa será la cantidad que tendrás disponible al día y que debe superar la cantidad que has calculado en el apartado anterior.
  3. Elige el número de paneles fotovoltaicos según su capacidad para generar energía por hora, que se muestra en vatios/hora. Aunque el número de horas al día que producen energía cambia según la época del año, calcula 5 h y multiplícalas por su capacidad de generar energía. El resultado ha de ser un 35 % mayor de los vatios que necesitas al día. Normalmente, los paneles de mayor tamaño generan más energía. Sin embargo, ten en cuenta la superficie donde los vas a poner para determinar el número y tamaño de los paneles. Los paneles se suelen instalar en el tejado. Es importante que estén orientados de manera que reciban el máximo de horas de sol y que no los cubra ninguna sombra.
  4. Elige un controlador de carga que tenga los Ah adecuados según los amperios (A) de los paneles y la cantidad de estos que hayas decidido colocar.

El resto de los detalles, como el lugar para instalar los paneles y su orientación, serán decididos por el instalador. Esta persona es necesaria para que pueda legalizarse la obra.

Contacta con nosotros

Presenta los trámites al ayuntamiento

Una vez que tengas todos los detalles técnicos y cuentes con un instalador, tienes que presentar al ayuntamiento de tu localidad los trámites y licencias necesarios, incluida la licencia de obras, si es necesaria. Como los requisitos varían según el ayuntamiento, infórmate de lo que necesitarás, así como de las tasas e impuestos que deberás pagar y las bonificaciones que obtendrás.

Instalación fotovoltaica

Cuando tengas el permiso de obras del ayuntamiento, el proceso será rápido. Solo tardará entre 1 y 3 días dependiendo de lo grande que sea la instalación.

Primero, el instalador montará los soportes de la instalación, que dependerán del tipo de tejado o superficie donde vayas a colocar las placas y su inclinación. El instalador colocará los módulos, los fijará y los conectará al inversor, que convertirá la corriente continua que generan las placas en corriente alterna. Después, conectará el inversor al cuadro eléctrico.

Después de la obra

Deberás realizar el resto de los trámites, como obtener el certificado de fin de obra, registrar la instalación y pasar las inspecciones. En España, los sistemas fotovoltaicos están regulados por el Real decreto 244/2019.

Ahora, ya sabes cómo se ubica un sistema de energías renovables con instalación fotovoltaica. Verás que es mucho más fácil de lo que parece. ¡Lo más importante es que funcionará muy bien!