Murueta es un municipio que se encuentra en el corazón de la reserva de la Biosfera de Urdaibai, y nada mejor para proteger este ecosistema y conseguir que siga prosperando, que una instalación de energía solar fotovoltaica. Evitando 2.975,78 kg de emisiones de efecto invernadero al año.

Esta instalación de 21 paneles solares monocristalinos de 310 W Akcome son una muy buena opción calidad-precio; puesto que ofrece una muy alta eficiencia a un coste reducido.

Siempre que se realiza el estudio de una futura instalación, se ha de tener en cuenta múltiples factores del entorno; como en este caso, el horizonte, que es el perfil de las montañas colindantes, para poder obtener las horas totales de radiación solar.



Esta instalación a 26 metros de altura sobre el nivel del mar consta de dos baterías de litio de la marca Pylontech con un almacenamiento total de 4,8 kWh y un inversor híbrido de la marca Godwee de 5 kW de potencia nominal.