Instalaciones placas solares y emisiones CO2 

Las emisiones a la atmósfera son una cruda realidad, que afecta directamente en el cambio climático. Hoy, en el blog, os contamos la relación entre las instalaciones placas solares y emisiones CO2.

Emisiones de CO2 por electricidad

Según los datos publicados por la página Statista, en 2021 los gases de efecto invernadero generados por la electricidad fueron de 36 millones de toneladas. Esta exacerbada cifra se debió, en gran medida, al uso acelerado del carbón para impulsar la economía tras la pandemia del Covid-19.

Esta cantidad ingente de gases nocivos, junto al metano y óxidos de nitrógeno hace que el planeta se caliente cada vez más. Una de las soluciones ante esta problemática que puede acabar con nuestro planeta es invertir en energías renovables; hidráulica, eólica, fotovoltaica, biomasa o solar.

Cambio climático

El cambio climático tiene relación con los cambios de temperaturas y las bruscas transformaciones de los patrones habituales del clima.

Esto se debe a efectos naturales y variaciones de los ciclos solares. Aunque, desde el siglo XIX muchas de estas transformaciones se deben a la actividad humana. La quema de combustibles como el petróleo, el carbón y el gas han colaborado a que este cambio tenga una aceleración.

Esta quema produce emisiones nocivas a la atmósfera que hace que las temperaturas terrestres aumenten. Los gases emitidos proceden, en su mayoría, de la industria, la agricultura, el transporte y los edificios.

Contacta con nosotros

Calentamiento global

Debido a las emisiones de gases, la temperatura de la tierra asciende de forma intencionada. Por lo que estamos contribuyendo a que esa temperatura extrema se acelere de forma insólita.

Los devastadores efectos del aumento de las temperaturas se traducen en lo siguiente:

  • Cambio en el agua: pueden aparecer lluvias ácidas, tormentas torrenciales y huracanes.
  • Glaciares: el aumento de temperatura contribuye al derretimiento de los glaciares, que provocarán un auge del nivel del mar e inundaciones en todo el mundo. Además, nos quedaríamos sin nuestra gran reserva de agua dulce.
  • Alimentos: habría una falta de productos alimenticios en las zonas donde se vive de las actividades agrícolas.
  • Extinción: algunas especies ya se están viendo en peligro por el cambio de su hábitat. Por ejemplo, el pingüino Adelia.
  • Enfermedades: algunas enfermedades extintas podrían volver a aparecer con el deterretimiento de los polos.

Ahora que ya sabéis la relación entre instalaciones placas solares y emisiones CO2, sobre todo el hecho de invertir en renovables, os damos una serie de consejos para combatir el cambio climático y el calentamiento global.

  1. Uso del transporte público para contribuir con el medioambiente reduciendo las emisiones de CO2.
  2. Ahorro de energía, controlando el uso de electrodomésticos y usando los días de sol para secar la ropa. También se pueden implementar placas solares para generar energía limpia.
  3. Reducción del consumo de carne roja, ya que las emisiones agrícolas son uno de los principales contaminantes.
  4. Reutilizar y reciclar, uso habitual de botellas reutilizables y reciclar en casa, un pequeño gesto que no cuesta nada.

Esperamos que os haya quedado clara la diferencia entre calentamiento global y cambio climático. Si tenéis dudas o queréis invertir en energía solar, podéis contactarnos.