aerotermia suelo radiante

El suelo radiante está revolucionando la manera de calentar espacios, tanto en hogares como en oficinas. Este sistema no solo proporciona un calor agradable y uniforme, sino que también se perfila como una solución eficiente y cada vez más rentable. Aquí exploramos en detalle qué es el suelo radiante, cómo funciona, su eficiencia y su rentabilidad.

¿Qué es el suelo radiante?

El suelo radiante, también conocido como calefacción por suelo radiante, es un sistema de calefacción que se instala bajo el suelo de una vivienda. Consiste en una serie de tuberías o cables eléctricos que distribuyen calor de manera uniforme por toda la superficie, calentando el ambiente desde el suelo hacia arriba.

Calcular precio para

Vivienda residencial

Chalet o piso

Comunidad de propietarios

Comunidad propietarios

Empresa

Industria

De los siguientes servicios

solar

Autoconsumo solar

Cargador de vehículo eléctrico

Cargador coche eléctrico

Aerogenerador

Aerotermia

domótica

Domótica

¿Cómo funciona el suelo radiante?

Existen dos tipos principales de sistemas de suelo radiante: hidráulico y eléctrico.

Suelo radiante hidráulico

En el sistema hidráulico, tuberías de agua caliente recorren bajo la superficie del suelo. Este agua se calienta mediante una caldera o una bomba de calor y circula por las tuberías, liberando calor que asciende uniformemente por la habitación.

Suelo radiante eléctrico

Por otro lado, el sistema eléctrico utiliza cables o mallas calefactoras que se extienden bajo el piso. Al pasar corriente eléctrica a través de estos elementos, generan calor que se distribuye de manera similar al sistema hidráulico.

Ambos sistemas están diseñados para ofrecer una distribución del calor mucho más homogénea que los sistemas de calefacción tradicionales, como los radiadores, que calientan el aire de manera desigual y pueden crear zonas frías en la habitación.

Contacta con nosotros

Ventajas del suelo radiante

Confort térmico

Una de las principales ventajas del suelo radiante es el confort que proporciona. El calor distribuido uniformemente por toda la superficie evita las fluctuaciones de temperatura y los pies fríos en invierno.

Estética y espacio

Al estar instalado bajo el suelo, el sistema de calefacción radiante es completamente invisible, lo que permite una mayor libertad en el diseño y decoración de interiores sin tener que acomodar radiadores en las paredes.

Eficiencia energética

El suelo radiante es altamente eficiente desde el punto de vista energético. Al operar a temperaturas más bajas que los sistemas tradicionales y distribuir el calor de manera más efectiva, reduce el consumo de energía, lo cual se traduce en facturas de calefacción más bajas.

Rentabilidad del suelo radiante

Costo de instalación

El costo inicial de instalación del suelo radiante puede ser superior al de otros sistemas de calefacción, especialmente si se instala en edificaciones existentes donde el suelo debe ser levantado y luego reemplazado. Sin embargo, es más económico instalarlo durante la construcción de nuevas viviendas o renovaciones mayores.

Ahorro en el consumo de energía

Aunque la inversión inicial es alta, la eficiencia energética del suelo radiante puede significar un ahorro considerable en el consumo de energía a largo plazo. Los sistemas de suelo radiante pueden ser hasta un 30% más eficientes que los sistemas de calefacción por aire forzado. Convirtiéndose en un sistema con un alta rentabilidad energética.

Mantenimiento

El mantenimiento de un sistema de suelo radiante es generalmente bajo. Los sistemas hidráulicos pueden necesitar revisiones periódicas para asegurar que no haya fugas en las tuberías, mientras que los sistemas eléctricos son prácticamente libres de mantenimiento.

El suelo radiante representa una inversión inteligente para aquellos que buscan confort, eficiencia energética y rentabilidad en tus facturas. Aunque el costo inicial pueda ser elevado, los beneficios a largo plazo y el ahorro en las facturas de energía pueden compensar ampliamente la inversión inicial, haciendo del suelo radiante una opción cada vez más popular para la calefacción de espacios.