Ventajas de los cargadores coches eléctricos

Adquirir un coche eléctrico es ya un beneficio en toda regla, pero si además estás pensando en poner un punto de recarga en casa, lo tendrás todo al alcance de tu mano. En el siguiente artículo te contamos todas las ventajas de los cargadores coches eléctricos en tu vivienda.

¿Por qué tener el cargador en casa?

En muchos puntos de las ciudades existen cargadores de coches eléctricos para que puedas recargar tu depósito sin necesidad de tener nada instalado en casa. Aunque se ven con asiduidad, no hay suficientes para cubrir las necesidades de todos los coches eléctricos y su funcionamiento no es el óptimo. Incluso en muchas ocasiones están fuera de servicio.

Si estás pensando instalar un cargador en casa, hay algo que no debes olvidar: un enchufe convencional no es ideal para cargar tu coche, ya que podría suponer un problema, afectando al sistema eléctrico provocando calentamientos y sobrecargas.

Por ello, es importante tener un cargador de coche eléctrico específico en tu vivienda o garaje comunitario. De esta forma estarás evitando la interrupción de carga y posibles daños. Este tipo de dispositivos equilibran la carga en función del coche, la aceleran y dan información a tiempo real a través de una app del móvil.

El precio de una instalación de este tipo está entre los 600 y los 1200 euros, una inversión asequible a todos los bolsillos y que servirá para adaptar la tarifa a las horas. Por ejemplo, utilizar las horas valle para cargar el coche, ya que puede salir mucho más económico. Otra de las ideas es hacer una inversión de paneles solares para que en el futuro la electricidad de carga salga completamente gratuita.

¿Sabes lo mejor? Que a través de la aplicación puedes dejar programadas las horas en las que quieres que se realice la carga, controlando así el gasto de la luz. ¡Todos son ventajas!

Contacta con nosotros

Futuro sostenible con coches eléctricos

Después de conocer algunas de las ventajas de los cargadores coches eléctricos, te contamos por qué estos vehículos son el futuro para la sostenibilidad.

  • Emisiones: las emisiones contaminantes a la atmósfera se reducen a 0. Esto es debido a que no expulsan óxidos de nitrógeno, ni CO2, además no cuentan ni con tubo de escape.
  • Beneficios fiscales: este tipo de coches reciben la etiqueta Cero de la DGT. Por este mismo motivo no pagan el impuesto de matriculación. También se reduce el impuesto de circulación hasta en un 75%, como en Madrid o Barcelona.
  • Costes por averías: este tipo de vehículos están diseñados para que no se produzcan averías. Esto quiere decir que en este ámbito se produce un ahorro importante, además de eso, su mantenimiento es más sencillo que el de un coche convencional.
  • Autonomía: los primeros coches eléctricos no disponían de una gran autonomía para su movilidad. Pero, poco a poco, se está consiguiendo que su carga pueda aguantar hasta los 600 kilómetros sin necesidad de recarga.
  • Espaciosos: el sistema de un coche eléctrico es menos complejo que uno convencional, por lo que se ahorra espacio en el motor y la caja de cambio, entre otros. Esto permite que su espacio interior sea mayor.
  • Combinación sostenible: aparte de tener un coche eléctrico, puedes tener una instalación de placas solares en tu vivienda, por lo que la energía sería completamente verde.

Después de leer este artículo ya conoces las ventajas de los cargadores coches eléctricos y la necesidad de un futuro sostenible. El cambio está al alcance de la mano de todos. ¿Por qué no lo pruebas? En Elon te ayudamos a ello.