Placa solar

Una placa solar es parte de una de las revoluciones energéticas más importantes de la actualidad. Lograr que el sol sea nuestro principal aliado ha significado un antes y un después en el consumo. De ahí que la tecnología y la innovación sean claves en su desarrollo. Pero ¿qué son las placas solares y de qué están hechas? Aquí te traemos algunas respuestas. ¿Nos acompañas?

¿Qué son las placas solares?

Empecemos por un precepto básico: España es un lugar idóneo para el aprovechamiento de la energía solar. ¿Por qué? Porque nuestro clima y nuestra posición geográfica en el globo invita a ello. La mayoría de los sitios está expuesto a muchas horas de sol durante el día, algo que nos hace unos privilegiados.

Las placas solares o paneles fotovoltaicos son los encargados de convertir la energía solar en eléctrica. Por eso, el material con el que se elaboran, normalmente de silicio cristalino o arseniuro de galio (que son materiales semiconductores), ideales para lograr su objetivo.

Contacta con nosotros

¿De qué están hechos los paneles fotovoltaicos?

Un panel fotovoltaico se compone de un grupo de celdas solares que se conectan entre sí de manera eléctrica, tanto en paralelo como en serie. Juntas logran el voltaje ideal para que funcionen correctamente.

Cada una de las celdas o células fotovoltaicas está formada por componentes con funciones muy determinadas. Conozcamoslos:

Cubierta de vidrio. Se trata de vidrio antirreflectante, templado y con cualidades que permiten una transmisión de la luz en un 90 % por lo menos. Se utiliza para reducir el reflejo considerablemente para que, así, entre la luz en mayor cantidad en  la célula solar. Esto implica una mayor conversión eléctrica y también un mayor aprovechamiento de la energía proveniente del sol.

  • Láminas   de plexiglás.   Se trata de vidrio polimerizado con compuestos acrílicos y resinas. Sus propiedades son muchas, entre ellas la estabilidad que da ante los agentes químicos y atmosféricos.

  • Marco de acero. Debe ser inoxidable   porque estará expuesto a los agentes climáticos, especialmente las lluvias. Su función es vital, ya que se encarga de unir todas las piezas del panel.

  • Células solares. Se colocan en columnas y filas. La cantidad de células dispuestas depende de la cantidad de energía que se quiere conseguir. Se ordenan en grupos y se fabrican con materiales con buena conducción eléctrica, especialmente el silicio.

  • Plancha    base. Sobre esta descansan las células, las cuales están pegadas con silicona, un sellador ideal para evitar que los agentes climáticos como la lluvia, puedan penetrar.

  • Caja de terminales. Tiene salidas para la conexión del propio panel con otros o incluso con el regulador; se asegura en la parte de delante del panel.

  • Diodos de protección. Estos aseguran que la corriente eléctrica tenga un flujo unidireccional, siendo así los protectores de los paneles para un correcto resultado.

Tipos de células fotovoltaicas

Las placas están hechas con células de silicio que se interconectan. Estas pueden ser de varios tipos dependiendo la disposición de sus átomos:


  •  Monocristalinas. Se fabrican a partir de un     bloque grande de silicio. Son más eficientes que las amorfas o policristalinas. El aspecto que le da a los paneles es azul oscuro o negro.

  • Policristalinas. Se forman por un grupo de cristales de silicio. No son tan eficientes como las anteriores, no obstante, cuestan menos. Tienen un tono azul intenso.

  • Amorfas. Las células de silicio no son cristalinas, pero sí más finas y flexibles. Son las más baratas, pero también las menos eficientes.

  • Una placa solar es clave en la transformación de la energía solar en eléctrica. Tener buenos materiales, conductores, resistentes y con la última tecnología hará que la energía lograda sea mayor.